Normativa de sillas de coche para niños y niñas en 2019

En los últimos años, la normativa de las sillas de coche para niños y niñas ha sufrido varios cambios por la ley R129 i-Size. En este post te vamos a dar todas las novedades que se han producidor dicha normativa, y veremos cómo quedó en 2019, en que ha cambiado y lo que todavía está por llegar.

Es importante la normativa de las sillas de coche?

El principal objetivo de la actual normativa de los asientos de coche para bebé es proporcionar una mayor seguridad a los niños mientras se trasladan en un viaje en coche. Y es que la principal causa de muerte en menores de 15 años son los accidentes de tráfico. Los nuevos sistemas de protección consiguen reducir en un 80% los daños infantiles en carretera. Resultando normal establecer medidas que cada vez sean más estrictas para conseguir que sea casi 0 la siniestralidad de los niños y niñas en nuestras carreteras, más cuando los involucrados son los más importantes de la casa.

Cumplir con todas las normas referentes a los sistemas de retención infantil no es solo para evitar una multa, sino que el objetivo principal debe de ser la de proteger la vida de un niño. Por eso, resulta imprecindible que dichos sistemas de retención estén homologados para ofrecer una perfecta protección en caso de accidente.

Producto disponible en Amazon.es

Que diferencias existen entre las dos normativas de sillas infantiles

En 2013 llegó la normativa ECE R129 conocida como i-Size, estando vigente al mismo tiempo con la normativa ECE R44/04, que estaba desde el año 1982. Existiendo varias diferencias entre las 2 normativas de sillas infantiles que son:

-Mientras que la normativa ECE R44/04 separa las sillas por grupos (0/0+/I/II/III) donde el principal factor es el peso y solo hay una edad orientativa, la normativa ECE R129 realiza la clasificación basandose en la altura del niño o niña, aunque deja en manos del fabricante el poner la estatura mínima o máxima para cada modelo de silla para bebés.

En cuanto al uso de sillas de niños a contramarcha, la nueva normativa ECE R129 solo está homologada para aquellas alturas que permiten que dicha posición sea de hasta un máximo de 71 cm, que vendrían a ser 15 meses de edad aproximadamente, mientras que con la normativa anterior mantiene sea obligatorio hasta los 9kg de peso (12 meses a modo orientativo). En todo caso, todos los expertos aconsejan que el viaje sea en esta posición incluso pasados los 15 meses, pasando hasta los 4 años , debido a que es el modo más seguro de ir en coche para los niños.

En la nueva normativa i-Size se proponen unas dimensiones mínimas para las plazas de los vehículos, y unas dimensiones máximas para las sillas infantiles. Es necesario que tanto la silla como el asiento donde se pondrá, lleven la marca “i-Size”. En todos aquellos asientos que posean dicho distintivo se puede colocar una silla.

Las pruebas de impacto que tienen que pasar para homologar las sillas y respetar la normativa ECE R129, se efectúan con los muñecos más desarrollados y con criterios de lesión más restrictivos y efectivos. Además, la anterior normativa ECE R44/04 era obligatorio superar solamente las pruebas de impacto frontal y trasero, mientras que la i-Size añade una prueba de impacto lateral.

Siempre que el bebé esté sujeto a la silla mediante arnés, el uso del sistema Isofix es obligatorio por la nueva normativa. Con el anterior sistema de cinturón de seguridad, era posible que se cometieran errores en el momento de colocar las sillas, mientras que el sistema Isofix es mucho más práctico.

Todo lo que necesitas saber de la nueva normativa para las sillas de coche

Hoy en día, ambas normativas para sillas infantiles seguirán estando al mismo tiempo durante algunos años más. No se sabe la fecha exacta en la que la normativa ECE R44/04 caducarár, pero no será antes del 2021. Por ahora las diferentes marcas tienen autonomía para homologar sus sistemas de retención bajo las 2 normativas.

La nueva normativa ECE R129 o i-Size se ha ido implantando progresivamente, y es que desde que entró en marcha, se planificó su ingreso se daría en tres fases, para que tanto los fabricantes de coches como los de sillas infantiles fueran adaptánd poco a poco sus modelos.

–La primera fase es: está vigente desde 2013, afectando a todas las sillas destinadas a bebés desde que nacen hasta que llegan a los 105 cm de altura, lo que sería, según la antigua clasificación los grupos 0, 0+ y 1. Dichos sistemas de retención infantil deben colocarse obligatoriamente con el sistema Isofix, solo hay una excepción, los portabebés destinados a niños de hasta 15 meses o 15 kg, en ese caso pueden ponerlo con cinturón de seguridad siempre que lo ponga el fabricante.

Producto disponible en Amazon.es

Las sillas que tienen la normativa i-Size tienen dos puntos de anclaje en la parte inferior, uno en la parte superior y una pata que le da más estabilidad. Eso sí, también hay sillas de la normativa ECE R44/04 que tienen estos sistemas de sujeción.

La segunda fase es: En esta fase se involucran los niños que tengan una altura que supera los 100 cm. Los elevadores deben tener un respaldo para asegurar una óptima sujeción del niño en caso de que se produzca un choque. Sólo serán homologados y aptos para la venta los elevadores sin respaldo cuando el niño mida más de 125 cm de altura.

-La Tercera fase es: Esta es la última fase en la que la normativa prevé introducir una actualización para todas las sillas de la normativa ECE R44/04 que no tengan anclaje Isofix. Es obligatorio colocar las sillas a contramarcha cuando los niños no superen los 15 meses o 80 cm de estatura. El motivo es que entre el 25-30% del peso de un bebé es de la cabeza. Si el niño viaja en el sentido de la marcha y tiene lugar un choque frontal, la fuerza del impacto lo recibe principalmente la cabeza, el cuello, y los hombros, mientras que, si van a contramarcha, la energía del impacto es de una manera más uniforme por todo el cuerpo, y la cabeza no tiene movimientos muy bruscos. De esta manera se reduce el riesgo de lesiones muy graves.

Producto disponible en Amazon.es

Normativa de las sillas de coche de la DGT en 2019

Por ahora hemos nombrado algunas normativas que tienen que ver con los fabricantes de las sillas de coche y de los propios coches. Ahora toca comentar la normativa de la DGT sobre el transporte de los niños en el automóvil, y es que sea cual sea la silla seleccionada, hay que respetar el código de circulación, y no solamente para prevenir una multa, sino para proporcionar la máxima seguridad para los más pequeños.

La normativa de la DGT, entró en vigor el 1 de octubre de 2015, propone que los sistemas de retención infantil se deben poner obligatoriamente en los asientos traseros del automóvil cuando la altura del niño sea igual o menor a 135 cm, aunque hay algunas excepciones:

-Cuando el vehículos sea biplaza y que no disponga de asientos traseros.

-Cuando todos los asientos posteriores estén ocupados por otros menores que reúnan las mismas características.

-Cuando no hay posibilidad de poner en los asientos de atrás todos los SRI que necesitamos en nuestras plazas traseras.

Si se da alguno de dichos casos y el niño debe viajar en los asientos delanteros, su silla debe estar perféctamente homologada en peso y altura. Si el infante viaja en el sentido de la circulación, el automóvil debe tener airbag frontal, en el caso de que la silla de coche esté puesta a contramarcha, el airbag se debe desactivar. Con los airbags laterales no hay ningún problema, y pueden mantenerse activados.

Consejos para elegir el sistema de retención infantil perfecto

Hay pensar que no es posible colocar una silla i-Size en todos los automóviles que tengan anclaje Isofix. El vehículo debe tener la necesaria homologación para utilizar este tipo de sillas muy en concreto. Esto se puede ver en el manual del usuario del automóvil o bien buscando el símbolo que aparece junto al propio anclaje.

Eso sí, todas las sillas con la normativa anterior de anclaje Isofix se puede poner en cualquier coche que disponga de anclaje i-Size.

A la hora de elegir la silla de niño, no hay que comprar la más cara del mercado, lo importante es que tengan estas características:

-Que cumpla con la normativa actual

-Que sea compatible con nuestro coche, y que éste tenga la homologación.

-Que sea fácil de instalar

-Que haya obtenido buenos resultados en los test de impacto